¿CÓMO VENDER TU MÚSICA POR INTERNET Y GANARTE LA VIDA?

Es posible vender tus creaciones musicales en Internet, aquí te explicamos cómo.

Lo primero entonces será diferenciar entre los dos modelos de negocio que imperan en esta industria:

  • Venta de música comercial, para consumidores finales. 
  • Venta de música libre de derechos, para empresas y freelancers 

El primer punto, la venta de música para el consumidor final, hace referencia a toda aquella música que escuchas habitualmente en la radio, televisión, iTunes, Spotify o Youtube.

Encontramos aquí por ejemplo a Justin Bieber, Avicii, Coldplay o Radiohead. De hecho, a todos los grupos de música de los que hayas oído hablar, tanto grandes como pequeños.

El segundo punto, sin embargo, es diferente. En él se engloba toda la música y efectos de sonido libre de derechos que se utilizan habitualmente para proyectos publicitarios y audiovisuales.

Con este tipo de música no se suele esperar hacer canciones increíbles ni giras o conciertos, sino que por ejemplo suelen ser utilizadas como música de fondo para anuncios, vídeos de Youtube, vídeos corporativos, videojuegos, radio o incluso películas. La gran mayoría de estas canciones no tiene letra siquiera, siendo puramente instrumentales.

DESCUBRIENDO TU LUGAR EN LA INDUSTRIA MUSICAL

Conociendo ahora estas dos maneras de ganarte la vida vendiendo tu música a través de Internet, vamos a analizarlas en mayor detalle, teniendo siempre presente que no es fácil conseguir vivir de ninguna de las dos variantes.

¡En ambas te tendrás que tomar el proyecto como si de un negocio se tratara!

1. MI MÚSICA ES COMERCIAL Y VA DIRIGIDA A OYENTES

Si no quieres que tu música vaya dirigida a proyectos publicitarios ni empresas, sino a las personas de la calle, el público general, este es tu punto. 

En este caso, si quieres vender tu música de forma online pasarás a competir con una cantidad ingente de músicos de todo el mundo, no solo en el aspecto musical, sino en el de promoción (marketing) y distribución de esas canciones y álbumes.

Si bien el primer aspecto -el musical- depende enteramente de la calidad de tus canciones -tanto en su composición como en su grabación-, la promoción y distribución son áreas más cercanas al ámbito empresarial.

¿Cómo venderás en este caso tú música por Internet?

Hay diversas formas para ello:

  • Mediante la distribución digital en plataformas especializadas.
  • Mediante la distribución por tu propia cuenta.

La diferencia entre ambas es que mediante la distribución digital en plataformas especializadas puedes olvidarte de todo aquello que rodea al mundo de la música pero que no es música en sí:

  • Masterización.
  • Subida de las canciones a las principales distribuidoras (Spotify, iTunes, Amazon…).
  • Diseño gráfico.
  • Web y redes sociales.
  • Merchandising.
  • Video marketing.

Estas plataformas se encargan de todo aunque, por supuesto, a cambio de unas tarifas que son más o menos aceptables según la distribuidora.

Mediante la otra opción, la distribución por cuenta propia, tu te encargas de todo. 

Una de las formas es por ejemplo crear una web propia y vender la música a través de la misma. Pero hay otras opciones, como vender tus canciones a través de Soundcloud o páginas especializadas. 

Otra estrategia podría ser no vender tu música directamente, sino por ejemplo crear un canal de Youtube en el que hacer covers de canciones famosas y ganar dinero a través de su monetización… las opciones son inacabables.

2. MI MÚSICA ES LIBRE DE DERECHOS Y VA DIRIGIDA A LAS EMPRESAS Y CREADORES

A lo mejor no te importa no llegar a ser uno de los músicos más famosos y reconocidos del mundo, sino que te conformas con poder sacar un sobresueldo mensual o vivir de tu pasión, la música, sin todo el lío que supone empezar a «pegarse» con todas los demás artistas y compositores por un trocito pequeño del pastel.

Y en este caso, si bien también es posible venderlas a través de tu propia web, lo mejor siempre será acudir a alguno de los portales ya conocidos.

Aunque de esta forma pierdas un porcentaje económico de tus ventas, ya que la plataforma se queda una parte, ellas realizan todo el trabajo de marketing necesario para poder llegar a tus clientes potenciales.

Hay que tener en cuenta que, dependiendo del tiempo que le dediques, lo normal es que pasen pasar meses, o incluso años de trabajo, hasta que ganes el dinero suficiente para poder dedicarte a ello a tiempo completo.

Por tanto lo mejor es tener un orden y tomárselo como si de un negocio o empresa propia se tratara: tu producto son las canciones o efectos de sonido y luego está todo lo que les rodea: la estrategia, el marketing, la contabilidad… para lo cual lo más seguro es que necesites a algún socio que conozca bien esta faceta.

Es importante no cerrarse las puertas hacia este camino, siempre se puede empezar haciendo una cosa y pasar a la otra más tarde. Llegar a vivir de la música no es un camino sencillo, pero es posible con la dedicación y esfuerzo suficientes.

Post your comment

Aprenda cómo funciona el sistema, a usar legalmente y a resolver reclamos de derechos de autor.